La más alta velocidad de construcción, la mínima mano de obra, los menores remates posibles, la posibilidad de enchapar sin revocar y el menor gasto de mezcla